El niño agenda

“Más del 90% de los alumnos alarga sus tareas al salir de las clases ordinarias”

Large Group of People Holding Board

Hace mucho que quería dedicarle tiempo a escribir sobre este tema. Llegan a consulta muchos niños y niñas con horarios repletos de tareas. Después deactividadesl colegio, se suman diferentes actividades extraescolares (inglés, pintura, música, fútbol, etc.), que sumado a fiestas de cumpleaños, festivales y salidas, hacen que los más pequeños sean la envidia de todo adulto, ya que tienen mayor vida social que nosotros.

La obligación de cumplir con actividades extraescolares, como la de los deberes, es necesaria y vital para trabajar el sentido de la responsabilidad en el menor, pero como todo, hasta cierto límite.

Es bueno para el niño aburrirse. Generan y potencian el sentido de la creatividad y de toma de decisiones, desarrollan también otras capacidades, como por ejemplo la de ser autónomos y no depender de que el adulto le diga lo que tiene que hacer.
Es necesario que los niños dispongan de tiempo libre para evitar que acaben saturándose y perdiendo el interés o la motivación.

mochila-pesada-nino

Para el manejo de las actividades extraescolares es muy importante sentarse con el menor y escuchar sus intereses e inquietudes, para así organizar las actividades que van a llevar a cabo, que siempre deben cumplir con sus gustos y habilidades, no con las nuestras. Es prioritario escoger lo que más le guste y divierta, a la vez que favorezca su desarrollo personal, le ayude a relacionarse con los demás y favorezca su sociabilidad.

Otro dato importante que nos encontramos en el despacho son aquellos niños que no se sienten satisfechos con la actividad escogida y constantemente quieren cambiar, con todo lo que ello comporta: pérdida de matrícula, equipación, y en muchos casos, trastocar el funcionamiento de un grupo que contaba con él. Para eutsiello es muy importante lo que comentaba antes, hablarlo con antelación e informar al niño o la niña de las consecuencias y obligaciones que van a desembocar de la elección de una u otra actividad extraescolar. Una vez elegida, tendrá que cumplir con lo acordado hasta finalizar el año (por regla general, hay casos que requieren de otro tipo de pauta) ya que así reforzaremos su sentido de la responsabilidad y exigencia, ya no solo cumpliendo con lo que implique la actividad en sí, sino también en la toma de decisiones y en las consecuencias que ello implica.

“Bajo una sobrevaloración de las actividades útiles, olvidamos que el juego es la actividad que posibilita la sana digestión de los conocimientos y aprendizajes, así como de las experiencias vividas por los niños. Jugar es una fuente inagotable de placer, alegría y satisfacción, que permite un crecimiento armónico del cuerpo, de la inteligencia, de la afectividad y de la sociabilidad”. – Inma Marín

¿Dónde está el umbral que diferencia cuántas son pocas o muchas actividades? El mensaje es que los padres deben encontrar el equilibrio y prestar atención a las señales del niño. Si parece que sufre estrés es necesario reducir las actividades. La participación en contextos extraescolares es beneficiosa para él, pero siempre que los padres se fijen en si el menor da o no muestras de sobrecarga.

20150121091407

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s